Basquet Masculino

noticias

Un sólido Granate frenó a Ramos
21.12.2018

Un sólido Granate frenó a Ramos

Lanús consiguió un valioso triunfo 78-68 ante el Rancho, así le quitó el invicto y lo alcanzó en el récord 11-1.

Con un gran rendimiento colectivo, principalmente defensivo, el elenco de Ezequiel Vallet concretó un gran cierre de 2018 y se retiró al receso con un recorrido muy positivo por la temporada del Torneo Federal.

En el plano individual, la rompió Sebastián Chaine con 24 puntos (11/18 de campo) y 6 rebotes, muy bien secundado por Kevin Jerez Pilotti con 19 unidades (6/14 de cancha), 9 asistencias, 6 recuperos y 5 recobres. En el rincón perdedor sobresalió Exequiel Cassinelli con 15 tantos (7/17 de cancha) y 7 rebotes. En tanto que en el local no estuvieron disponibles Fernando Funes, con una dolencia en el tendón de Aquiles, ni Lucas Piccarelli, desgarro en el sóleo. 

La historia comenzó con un Lanús muy enfocado, decidido y con muy buena ejecución del plan, por eso tomó una ventaja 12-4, con un Chaine (8) dominante, a falta de 5:30 minutos. Eso obligó al tiempo muerto de Travnik, que le permitió corregir la tónica, aunque el dueño de casa continuó dominando las acciones. Con dos bombas de López Banegas, Ramos cerró abajo 19-16.

En el segundo capítulo se produjo otro arranque demoledor del Granate, que motorizado en una asfixiante defensa, que se tradujo en recuperos y corridas, saltó con un pasaje 8-0 para escaparse 27-16, a los 3 minutos. La visita rotó el banco y optó por distintas formaciones para modificar la tendencia. Sin embargo, no lo consiguió, dado que Lanús conservó la delantera, ahora con un tremendo ingreso de Franchino (9), para marcar 33-20, con 5:40 minutos por jugar. Travnik frenó con otro minuto, que trajo soluciones con un parcial 7-0 para acechar 33-27, otra vez con las resoluciones intrépidas de Cassinelli (7). No obstante, el dueño de casa aceleró de nuevo con la conducción de Jerez Pilotti y se retiró a camarines en ganancia 40-29.

Tras las charlas en vestuarios, el Grana estableció un circuito defensivo muy eficiente, con la protección de la pintura y robos en primera línea. El juego ganó en dinámica y los dos transitaron con atildadas transiciones. El local usufructuó mejor de las pérdidas del rival (7) y logró la máxima 54-38, con 3:50 minutos, en el momento de la descalificación de Glinberg por acumulación de falta técnica y antideportiva. En ese punto aciago, Ramos exhibió sus cartas, con el aporte de Salvatierra y estampó un pasaje 12-4 para achicar 56-50. En la última bola del segmento, Jerez Pilotti derrotó la campana para clausurar 58-50.

El último episodio ratificó la paridad de calidad de ambos planteles, así el trámite se tornó de mayor complejidad para resolver. El Rancho se mantuvo al acecho con el tablero 64-58, a falta de 5 minutos. Empero, Lanús retornó a las fuentes de su rendimiento colectivo y generó un sprint 12-3, con la continuidad del desequilibrio de Chaine (9) y marcó una diferencia resolutiva 76-61, con 2:08 minutos en el reloj. El visitante ya no pudo torcer la balanza y el bocinazo llegó con el triunfo 78-68 del Granate, quien impuso el ritmo toda la noche. 

Lanús 78: Jerez Pilotti 19, Marín Lucero 9 (x), Ibáñe Paz 6, Trímboli 8, Chaine 24 (Fi); Franchino 9, Quercetti 3, Sampaulise 0. DT: Ezequiel Vallet.

Ramos Mejía 68: López Banegas 6, Cassinelli 15, Catalano 13, Sevegnani 10, Glinberg 10 (x) (Fi); Terrera 3, Piñero 3, Salvatierra 8, Yasulka 0. DT: Marcelo Travnik.

Parciales: 19-16, 40-29, 58-50.
Árbitros: Grondona y Gurman.
Estadio: Antonio Rotili.

Noticias relacionadas