Club Atlético Lanús

noticias

Carlos Slepoy, abogado universal y Granate
03.12.2020

Carlos Slepoy, abogado universal y Granate

Reconocimiento en el Polideportivo.

En tierras donde los anónimos somos mayoría y elegimos llamarnos Lanús, un lanusense, defensor de otros muchos anónimos y desaparecidos, tuvo su homenaje con nombre y apellido: Carlos Slepoy, granate cómo cualquiera de los que puedan leer estas líneas. “Gracias a la película “El silencio de otros” pudimos descubrir que en su biblioteca tenía una taza con el escudo de Lanús”, cuenta Silvia Salcedo, Presidente de la Subcomisión de Cultura del Club, y una de las muchas impulsoras en la Comisión Directiva para enarbolar este monumento, que se encuentra frente a la estatua del querido Laucha Acosta, en lo que comienza a vislumbrarse cómo un camino de “Glorias y notables” de nuestra Institución centenaria.

El 17 de abril de 2017, en Madrid, el Diario “El País” titulaba: “Muere Carlos Slepoy, abogado universal”. Podríamos abundar en este espacio sobre sus otros datos biográficos: secuestrado por los grupos paramilitares días antes del comienzo de la última dictadura militar; exiliado y luchador incansable por los Derechos Humanos reconocido en Argentina, América latina y particularmente en España. Hincha de Lanús. Entre los asistentes, un emocionado Víctor De Gennaro, nos contaba algunos pormenores que nos ubican en lo consagratorio a nivel mundial de las ideas y el accionar de Carli, cómo lo conocían sus amigos: “en los ´90, vino a convencernos a varios, que el juicio era por “genocidio”, y a explicar todo un proceso de ingeniería jurídica para entablar juicios que creíamos acabados con las leyes de “Obediencia debida” y “Punto final”. Fue nuestro Núremberg (por los juicios establecidos ante un tribunal internacional, para determinar las responsabilidades de los distintos actores durante el nazismo), pero en lugar de ser hecho por los ejércitos invasores, lo hicimos nosotros mismos…”

Por sobre todas las cosas (o además de ellas) Slepoy, era un fervoroso hincha granate que, ante los arbitrios del mismo De Gennaro y bajo la presidencia del recordado Emilio Chebel, fue declarado “Socio Ilustre”. Y los presentes dieron sobradas muestras de su amor al club y a los colores, “…me enteré que era hincha de Lanús por intermedio de Adriana Calvo de Laborde (cuenta Víctor) vine al Club, le expliqué a los directivos, y en un acto por los Derechos Humanos en la CTA (Central de Trabajadores de la Argentina) le dimos un tablón. Se puso a llorar y recordó inmediatamente a su padre, con quién asistía a la cancha…” El presidente de la Institución Nicolás Russo, remarcó su condición de hincha contando que el día del velatorio de Carli, la bandera granate acompañó el féretro.

Alejandro Marón, presidente de la Fundación del Club Atlético Lanús, presente en la ceremonia, sostuvo que “El común denominador de la mayoría de los socios, hinchas y militantes del Club, tienen una raíz de sensibilidad con todo lo que tiene que ver con las causas sociales. Hoy toca un homenaje justo y reivindicatorio que se condice también con el espacio de DD. HH. que se abrió hace poco tiempo en el seno de la Institución, cuya función principal es reivindicar la memoria colectiva, y Carlos nos honra doblemente, porque además, era uno de los nuestros”. 

Lanús es un conglomerado de colectivos anónimos; un mosaico de historias particulares que sudor a sudor, quimera a quimera y piedra a piedra, mayormente se han ubicado detrás del escudo para impulsarlo hacia adelante, tratando todos los días que el mundo sea al menos una ínfima porción menos injusto que el día anterior. No siempre se logra el cometido, pero, cómo afirmó durante el acto el mismo Nicolás Russo: “Hay un vínculo entre este tipo de luchadores y un Club cómo Lanús que lucha ante las injusticias y está comprometido con este tipo de acciones. El Club está al lado de la gente.”

Noticias relacionadas