Hockey

noticias

Romina Broglia, un orgullo del hockey Granate
12.07.2014

Romina Broglia, un orgullo del hockey Granate

El hockey en el Club Atlético Lanús es un deporte en pleno desarrollo y crecimiento. Año tras año aumenta el número de chicas que desean participar en esta actividad y se unen a la institución con el fin de poder practicarlo y mejorar en técnicas y estilos de juego.

Romina Broglia es una de aquellas chicas que ya dejó marcada su huella en el Club y sigue haciendo historia. Admirada por las más pequeñas, se destaca por su esfuerzo, sacrificio, voluntad y hambre de gloria.
La jugadora Granate comenzó en Lanús en 1997, a pesar de que tuvo ofertas de otros clubes, decidió permanecer en el sur desde sus inicios.
“Me di cuenta que el hockey era mi pasión desde el momento en que empecé. Me encantó jugarlo, y además me gustan los valores y las cosas que transmite” explicó Romina en una entrevista con el Departamento de Prensa del Club.
 
A lo largo de su vida se probó en otros deportes, como el patín y el fútbol, ambos previos a jugar al hockey, pero descubrió que no eran su vocación y años más tarde entendió que “no tienen nada que ver lo que transmiten los otros juegos” comparados con su amor a la bocha y al palo.
 
Romina Broglia tiene bien presente cuáles son sus mayores deseos dentro del Club, no sólo dentro de la cancha, sino fuera de la misma colaborando con el crecimiento de este deporte amateur: “Como jugadora me encantaría poder lograr otro ascenso, como entrenadora y coordinadora creo que ver el crecimiento constante de las chicas y obviamente verlas llega a primera. Además mi sueño sería que quieran al deporte como uno trata de mostrarles”.
 
Dentro de cada deporte los jugadores conservan en su memoria lindos y malos momentos vividos dentro del grupo y del club. Sin embargo, en el caso de Romina, son más latentes los positivos que los negativos: “Tengo muchos buenos recuerdos dentro de Lanús, ascensos, partidos ganados muy complicados, terceros tiempos, viajes o giras. Los peores pasaron por lesiones sufridas o partidos que uno piensa que tiene ganados y se te terminan escapando”.
 
Para que un equipo mantenga un nivel dentro de la cancha, se requiere en muchas ocasiones de una armonía y una buena relación fuera del campo de juego y el hockey femenino de Lanús presenta dicha cualidad: “Es fundamental la buena onda dentro del grupo, a pesar de que a veces no se te dan los resultados, eso es lo que nos hace salir delante de las situaciones adversas”
 
Las jugadoras Granates crecen día a día de la mano de la Institución, y Romina Broglia explicó que el motivo por el cual gran parte de las chicas se asociaron al Club se debió a los arreglos que se realizaron en la cancha de césped sintético: “Hace tres años estamos trabajando en mejorar la calidad de las chicas, lo cual se ve con el paso de los años. Es un proceso que lleva su tiempo, pero esperamos que comience a dar sus frutos. Tenemos una infraestructura muy buena y gente con ganas de trabajar, lo que nos falta es dar el salto de calidad para seguir creciendo”.

Noticias relacionadas