Retorno a las prácticas

Unas horas después de la igualdad en la apertura de la serie de cuartos de final de la Libertadores, Lanús se reencontró con el trabajo en la mañana del viernes, en el Polideportivo. El plantel ya focaliza sus energías en el compromiso en La Bombonera, del domingo a las 18.15.
 
El elenco de Guillermo Barros Schelotto entrenó en dos módulos, con los titulares ante los bolivianos en el gimnasio para realizar tareas regenerativas y el resto de la plantilla en el campo.
 
En la cancha número cuatro el cuerpo técnico dispuso un ejercicio táctico con balón, donde se midieron dos equipos de diez hombres. Esta propuesta contó con la particularidad que el césped estaba delimitado en las bandas y a la altura de las áreas grandes. En estos sectores se generaba por un lado un mano a mano para el desborde, mientras que en las áreas una superioridad numérica de los atacantes.
 
Jorge Ortizcompletó toda la semana con normalidad y ya tiene el alta definitiva de su desgarro en el bíceps femoral derecho, lo que presupone que estará a disposición para visitar a Boca Juniors. En tanto, Lucas Melano y Lautaro Acosta se movieron con el kinesiólogo Javier Ríos con sets específicos para la rehabilitación del esguince de tobillo derecho y avulsión del tendón del aductor derecho, respectivamente. 
 
El Laucha describió su estado y posibilidades para regresar a la competencia. “Primero tengo pensado apuntarle al jueves (en Bolivia), el tema es llegar a sin molestia y poder jugar con normalidad”, expresó el delantero. Ante la consulta del contacto con el esférico, Acosta sostuvo:”Todavía no hice nada con pelota, solo trabajos físicos de movilidad y específicos para el aductor. Cuando pase el domingo intensificaré las tareas con el balón. Es difícil llegar 10 puntos a la vuelta con Bolívar, voy con lo justo, pero son partidos donde uno saca un plus”.
 
El entrenamiento dispuso de la particularidad que no se definió la lista de concentrados para el cotejo contra el Xeneise. Guillermo le solicitó a todo el plantel que el sábado concurran al entrenamiento con las valijas listas para guardarse en el hotel, dado que comunicará los convocados tras la práctica. 
 
Tras las duchas en vestuarios,Izquierdoz compartió sus conceptos del desafío del domingo. “Queremos un triunfo, sabemos que va a ser difícil porque Boca viene en levantada. Trataremos ir a ganar para seguir cerca en la clasificación en la Libertadores y también expectantes porque por ahí pierden los de arriba y nos volvemos a prender para llegar con chances a la última fecha”, razonó el central.
 
Por su parte, Agustín Marchesín también palpitó el próximo compromiso: “Es un partido muy lindo, vamos a ir a buscar los tres puntos, que los necesitamos para terminar bien arriba el torneo”.

OTRAS NOTICIAS