Basquet Femenino

noticias

Micaela Sancisi y una nueva ilusión
02.05.2014

Micaela Sancisi y una nueva ilusión

La base marplatense llegó a Lanús proveniente de Social Lanús y ya palpita el debut en el Torneo Federal Femenino. “Tenemos muchas ganas de que empiece lo antes posible”, dijo. Y comentó que el arribo al Granate le pareció “lo mejor para lo que venía”.

Una nueva sesión de pesas en el gimnasio ha terminado. Mientras Micaela Sancisi baja junto con su compañera de Selección Sub-19 en 2013, Agustina Jourdheuil, las cadetas y juveniles terminan su entrenamiento. Ariel Rial prepara los elementos para los trabajos físicos de la división Superior en el parquet del Arturo Rellán. Y la marplatense se detiene ante el micrófono para contar cómo se prepara su nuevo club, Lanús, para la primera edición del Torneo Federal Femenino de Básquetbol.
 
Una vez encendido el grabador, ella comenta que “estamos con muchas ganas de jugar, entrenando desde febrero, casi enero. Tenemos muchas expectativas de que empiece lo antes posible”, en relación a la preparación del plantel Granate para afrontar el debut en el certamen organizado por la CABB. El mismo será el sábado 17 en Bahía Blanca en la visita a Barracas Central, por la Conferencia Capital Surbonaerense.
 
Sancisi cuenta cómo fue su llegada a Lanús, tras un exitoso ciclo en divisiones Inferiores con la camiseta de su clásico rival, Social Lanús, donde consiguió, entre otros títulos metropolitanos, una Liga Nacional Sub-17. “Surgió la posibilidad en enero de sumarme como refuerzo a Lanús, empezamos las conversaciones y me pareció lo mejor para lo que venía y tomé la decisión teniendo muchas cosas en cuenta, tanto en lo personal como en lo deportivo”, explica la armadora. Y remarca: “Partamos de la base que este es el primer año que vengo a vivir a Buenos Aires, por lo tanto es el primero que entreno durante la semana. Mariano me contó que el equipo iba a ser joven, rápido, que pueda correr mucho, y me gustó la idea. La mayor diferencia es ceder un poco el protagonismo que tenía en Social Lanús, ahora tiramos todas para el mismo lado”.
 
- ¿Cómo te vas conociendo con tus compañeras en este primer año en el club?
- Es un grupo muy lindo, a la mayoría de las chicas ya las conocía con anterioridad así que no tuve problemas de adaptación. También con los entrenadores me llevo bárbaro. Estoy muy contenta en el club y es una posibilidad para seguir creciendo.
 
- ¿Cómo viviste esa experiencia de trasladarte todos los fines de semana desde Mar del Plata hasta Buenos Aires?
- Se me complicaba con la escuela, el estudio y otras cosas personales, pero no me quedaba otra opción. Decidí hacerlo durante tres o cuatro años y esta vez tomé la decisión de venirme de une vez por todas a vivir a Buenos Aires, porque el viaje ya se me hacía cansador. Esto es mucho más cómodo porque puedo entrenarme toda la semana con mi equipo y llegar de otra manera al fin de semana.
 
 
- ¿Cómo ves vos la creación del Torneo Federal Femenino?
- Es un paso muy importante para el básquet femenino. La federalización permite que muchos clubes a lo largo del país se puedan anotar y tengan la posibilidad de competir a un nivel muy alto. Le va a hacer bien, hay que apoyar este torneo con la difusión y por supuesto vamos a seguir creciendo a nivel país en el básquet.
 
- De hecho, el torneo va a tener un equipo de tu ciudad, Peñarol
- Sí, me puse muy contenta cuando me enteré, es bueno que las chicas que tienen la posibilidad de entrenar todo el año tengan el derecho a jugar este torneo en todo el país y salir un poco de Mar del Plata porque su torneo se hace un poco tedioso con tan pocos equipos. Ojalá que el club Peñarol las apoye para encarar ese nuevo torneo.
 
- Tuviste la experiencia de jugar en el básquetbol universitario de los Estados Unidos. ¿Cómo fue eso?
- Fue una experiencia muy linda, estuve casi todo un año allá y el nivel es totalmente distinto. Convengamos que allá entrenábamos todos los días alrededor de cuatro o cinco horas a la vez que estudiábamos, y la trascendencia que se le da es distinta. A nivel infraestructura, también los entrenadores. El único trabajo que tienen allá es el básquet, están las 24 horas pendientes de eso. Se les da mayor importancia a las jugadoras, les pagan una beca completa para que puedan seguir sus estudios y a la vez jugar al básquet. Entonces todo se lo toman con mayor profesionalismo.

Noticias relacionadas