Basquet Masculino

noticias

Cierre soñado y rugido en Viedma para Lanús
29.04.2021

Cierre soñado y rugido en Viedma para Lanús

El Granate consiguió una tremenda victoria 88-79 ante Deportivo Viedma. Estelar labor de Gilmore con 29 puntos.

Dominó, sufrió y resurgió en el instante decisivo. Con un último episodio arrollador, Lanús abrochó un triunfo impresionante 88-79 contra Deportivo Viedma, en el marco de la burbuja que se desarrolla en esa ciudad patagónica.

El Granate bajó al puntero de la Conferencia Sur y enhebró su segunda alegría consecutiva para engordar su récord a 6-7 en la tabla, lo que le permite acercarse a posiciones de playoffs. Más allá del trabajo colectivo concienzudo, el equipo de Leo Costa se regocijó en la espectacular actuación de León Gilmore con 29 puntos (7/12 de triples) y 11 rebotes. 

La aventura implicaba desafíos complejos, a partir del presente soleado de Deportivo, que llegaba con cuatro triunfos al hilo, líder de la región y en su estadio. Además el desarrollo le deparó otras espinas a Lanús, dado que sus jugadores internos se cargaron de faltas, lo que lo obligó a la repartija de minutos y a padecer en su pintura.

Claro que el excelente primer cuarto le otorgó un tanque de oxígeno importante, con ese parcial de  31-21, motorizado en un desatado Gilmore (12), además de una excelsa comunicación con el aro en lo colectivo (12/20 de campo).

Los triples continuaron como un ladero fiel para el Grana en el segundo segmento (4/9) para mantener el control del electrónico. No obstante, el dueño de casa creció en un periodo de rachas, con pasajes muy marcados de ambos contendientes. Un cierre 9-0 de los patagónicos clausuraron el tanteador apenas 45-43 para Lanús.

Tras el descanso largo, el trámite viró completamente a favor del Depo, con un Thygessen endiablado (7) y revirtió la chapa 53-49, a falta de 3:30 minutos. El Granate ingresó en un terreno de irregularidad y muchas complicaciones para sus construcciones. Levy se adueñó del juego aéreo y el local cerró en ganancia 62-57, provocando inseguridades en el oponente (7 pérdidas).

A pesar del pronóstico de un clima peliagudo, Lanús se activó en modo furia en el último cuarto. Saltó decidido, como una energía extra y clavó un pasaje descomunal 13-0, con una alimentación a base de bombas (5/8 en triples) para escapar 70-62, a los 3 minutos. A Gilmore (10) se le sumó un ingreso productivo de Ibáñez Paz (6) para darle más recursos. El Grana no aflojó, ni aún al perder por faltas a Everett y Franchino y marcó una renta de 84-71, con 2 minutos en el reloj. Los de Bogliacino no hallaron respuestas a los golpes y no pudieron torcer la dinámica. Así, Lanús tumbó a uno de los punteros y celebró a lo grande

 
Fotos: Gentileza Prensa Deportivo Viedma.
 

Noticias relacionadas