Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Al Grana se le terminó el sueño

Afrontó un escenario complejo, enmarcado en parámetros poco habituales, y con una exigencia de concretar un resultado positivo. En ese cuadro arduo, Lanús no logró su cometido, ya que cayó 1-0 frente a Bolívar, en el encuentro de vuelta de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores. A partir de este resultado, el Granate culminó su participación en el torneo internacional, debido a que el conjunto boliviano ganó la llave 2-1.
 
 El autor del único gol fue Juan Carlos Arce, a los 42 minutos del segundo tiempo. Asimismo, el elenco de Guillermo Barros Schelotto padeció la expulsión de Carlos Izquierdoz, a los 13 del complemento.
 
El entrenador granate optó por una variación en la disposición táctica, con la elección de un 4-4-2, en la búsqueda de mayor capacidad de paliar los efectos de la altura (3.600 metros) de La Paz, así como motivado en la situación de Lautaro Acosta, quien no se encontraba totalmente recuperado de su lesión en el aductor.
 
Lanús arrancó el encuentro cumpliendo con eficacia las coordinaciones defensivas, con un correcto agrupamiento en el terreno para contrarrestar las consecuencias en lo físico de la altitud extrema de La Paz.  El local se adueñó de la posesión, merced a la postura del Grana, quien evidenció dificultades para progresar hacía el campo adversario, dado que en la mitad de la cancha se hundía en imprecisiones en las combinaciones de pases.
 
En ese rendimiento irregular, Junior Benítez se erigió en la principal amenaza y usina de aproximaciones de riesgo. Justamente de un desborde del delantero se produjo la situación más propicia de Lanús en la primera etapa, ya que envió un centro atrás al punto penal, donde apareció Ortiz con tiempo y espacio pero elevó su remate, a los 9 minutos.
 
El conjunto boliviano encontró en el estilo directo, con pelotazos frontales, el camino para acercarse al arco granate. En las escasas ocasiones de peligro del Bolívar surgió la figura de Marchesín, que sacó al córner un tiro lejano de Arce a los 19 y voló para atenazar una media vuelta de Ferreira a los 38.
 
 La cortina del primer tiempo se bajó con una sensación positiva para el equipo del Mellizo, porque logró mantener su valla inexpugnable, pero debía arriesgar en los segundos 45 minutos para lograr el gol necesario para sus aspiraciones.
 
Tras las charlas en vestuarios, el Granate se adelantó en el campo de juego, evidenciando una mayor intencionalidad ofensiva, aunque con los recaudos lógicos para evitar el ahogo y cansancio que produce la altura. A los 9 minutos Guillermo ratificó este mensaje con la inclusión de Acosta por Ortiz, que organizó la habitual delantera con tres hombres. En ese lapso, Somoza probó del círculo central con un disparo sorpresivo, que obligó la atajada de Quiñóñez en dos tiempos.
 
En ese momento positivo de Lanús sucedió una circunstancia decisiva, que le agregó mayor dificultad a la empresa, ya que Izquierdoz vio la roja en la previa a un tiro de esquina en ataque, por una agresión a un jugador rival, a los 13.
 
Con el dramatismo como actor principal, más la obvia aparición del agotamiento en los players granates, el trámite se desdibujó. No obstante, con sus limitaciones, el visitante conservó el espíritu de lucha y pretensiones de atacar, aunque no logró claridad en sus avances.
 
Las agujas del reloj no detuvieron su marcha, lo que acrecentaba la angustia en el equipo de Barros Schelotto. En ese afán y con clara muestras de dificultad para el retroceso, Bolívar encontró el gol a los 42, cuando Arce empujó a la red un rebote en el palo.
 
En la quimérica búsqueda del empate, que forzaba la definición por penales, el Granate tuvo una chance a los 46, con un cabezazo de Blanco, que el arquero boliviano retuvo en dos tiempos, para frustrar las ilusiones.
 
Ya no hubo tiempo ni fuerzas para el equipo de Guillermo, que realizó un esfuerzo sobrehumano, pero que careció de peso ofensivo, claramente desnaturalizado por las condiciones anómalas de La Paz.
 
Síntesis:
 
Bolívar (1): 1-Quiñóñez; 11-Yecerotte, 21-Eguino, 19-Cabrera, 5-Guitíerrez, 9-Sánchez Capdevila, 25-Miranda, 16-Flores, 15-Callejón; 17-Arce y 8-Ferreira. DT: Xabier Azkargorta.
Suplentes: 13-Argüello, 4-Álvarez, 20-Maygua, 6-Saavedra, 14-Arrascaita, 10-Cardozo y 27-Lizio.
Gol: ST 42’ Arce.
Cambios: ST 35’ Álvarez por Callejón, 40’ Cardozo por Sánchez Capdevila y 46’ Arrascaita por Arce
Amonestados:  ST 34’ Yecerotte.
 
Lanús (0): 1-Agustín Marchesín; 4-Carlos Araujo, 2-Paolo Goltz, 24-Carlos Izquierdoz, 6-Maximiliano Velázquez; 5-Diego González, 22-Jorge Ortiz, 15-Leandro Somoza, 16-Víctor Ayala; 23-Oscar Benítez y 9-Santiago Silva. DT: Guillermo Barros Schelotto.
Suplentes: 12-Esteban Andrada,27-Matías Martínez, 3-Alejandro Silva, 21-Nicolás Pasquini, 8-Fernando Barrientos, 7-Lautaro Acosta y 18-Ismael Blanco.
 
Cambios: ST 9’ Acosta por Ortiz, 31´Silva A. por González, 39’ Blanco por Somoza.
Expulsados: ST 13’ Izquierdoz.
Amonestados: PT 32’ Silva S. y 45’ González
 
Árbitro: Roddy Zambrano.
Asistente 1: Carlos Astroza.
Asistente 2: Sergio Román.
Cuarto árbitro: Roberto Tobar.
Estadio: Hernando Siles.

OTRAS NOTICIAS