Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Convidado de piedra

Tuvo que luchar contra diversos factores, desde un funcionamiento irregular hasta una labor deficiente del hombre de negro. En ese escenario adverso, Lanús perdió 3-1 a Boca Juniors, como visitante, en un cotejo válido por la anteúltima jornada del Torneo Final 2014.
 
El gol del Granate contó con al autoría de Santiago Silva, mientras que Gigliotti, Colazo y Riaño anotaron para el local. A partir de este resultado, al elenco de Barros Schelotto se le expiraron las posibilidades en el campeonato, dado que se quedó con 27 puntos a falta de una fecha. Además, se dificultó la pelea en la tabla clasificatoria, que otorga una plaza, para la próxima edición de la Copa Libertadores, ya que posee 58 unidades en la temporada y se ubica en la tercera posición, detrás de San Lorenzo (60) y Estudiantes (59).
 
El equipo del Mellizo arribaba a La Bombonera con una lógica rotación de elementos, teniendo en cuenta la disputa de la histórica fase de Cuartos de Final de la Libertadores, pero con una tenue llama de ilusión prendida por sus chances en el torneo local. Además, en la noche del domingo presentaba una modificación en el habitual dibujo táctico, con la decisión de apostar por un esquema con enganche definido. Otro de los condimentos del pleito yacía en la situación de Juan Román Riquelme, que podía jugar su último partido como local, con todo el clima que eso genera, en el público y demás protagonistas de un cotejo.
 
Con todos esos aderezos, el Grana se chocó con una cuestionada labor del árbitro, quien anuló dos situaciones manifiestas de Santiago Silva de manera errónea por supuestos offside, así como obvió la clara posición adelantada de Gigliotti en el primer tanto del Xeneize. Es cierto también que Lanús no desplegó su mejor versión, sobre todo en la etapa inicial, donde el oponente lo superó en la tenencia, distribución, presión y generación de oportunidades. El cuadro de Bianchi concentró sus avances en la banda izquierda, donde se juntaron Riquelme, Colazo e Insua para desnivelar. Por ese sector llegaron las ocasiones más peligrosas, como un remate de Gigliotti que Marchesín desvió al córner a los 13 o una tapada del arquero a una entrada de Erbes, que luego Martínez despejó de chilena, a los 19.
 
En ese contexto de dominio de Boca, el visitante no lograba conectarse en el circuito y solo se acercaba a los terrenos de Orión por la vía del contraataque. Justamente con esa tesitura se originaron las dos maniobras mal anuladas a Santiago Silva y una muy buena trepada de Alejandro Silva, quien cedió un pase atrás al corazón del área que González culminó con un disparo alto, a los 34.
 
Tras las charlas en vestuarios, Lanús trastocó su posicionamiento en el campo, dado que saltó al césped con mayor determinación y sus líneas más adelantadas. No obstante, el local encontró la apertura del marcador en un pase de Insua para Gigliotti, en offside, que Marchesín atajó en primera instancia, pero el rebote le quedó al delantero para enviar el esférico al fondo de la red, a los 6.
 
El Granate reaccionó rápido a ese duro e injusto golpe, porque a los 9 Barrientos ejecutó un tiro libre venenoso desde la derecha, que Silva conectó con la cabeza para empardar el trámite. Parecía que se abrían las puertas a nuevo partido. Empero, en una catarata de emociones el Xeneise volvió a marcar dos minutos después, con un centro de Insua, que Gigliotti estrelló su cabezazo en el travesaño y Colazo aprovechó el rebote.
 
Guillermo ejecutó los ingresos de Ayala y Benítez, que se tradujeron en mayor consistencia. Estas variantes aportaron para profundizar el mando del trámite para el Grana, que se exhibió más incisivo e intenso, tratando de morder en tres cuartos de cancha. Una buena combinación en ataque entre Ortiz y Barrientos por el centro derivó en la apertura para Pasquini, que en una posición certera ensayó un pase rasante que salió al córner. Desde ese tiro de esquina Izquierdoz no logró conectar en el punto penal.
 
Otra vez en un lapso favorable a Lanús se produjo el aprovechamiento de los espacios de Boca, porque Grana desbordó, tras llevarse con fortuna la pelota, y envió un centro que rebotó en Martínez y le quedó servida a Riaño para concretar el tercer gol, a los 26.
 
Lanús insistió, pero cayó en la frustración por la excesiva contundencia del oponente. Así y todo Blanco tuvo una nítida oportunidad que no transformó en gol tras una incursión de Pasquini en el área, en tiempo de descuento.
 
Ahora el plantel de Guillermo focalizará sus energías en la contienda decisiva en La Paz, contra el Bolívar por la vuelta de los Cuartos de Final. Por eso regresará a los entrenamientos el lunes a la mañana y volará al país vecino el miércoles.
 
Síntesis:
 
Boca Juniors (3):1-Agustín Orión; 4-Hernán Grana, 2-Daniel Díaz, 6-Juan Forlín, 3-Emiliano Insúa; 21-Cristian Erbes, 5-Pablo Ledesma, 18-Nicolás Colazo; 10-Juan Riquelme; 7-Juan Martínez y 9-Emanuel Gigliotti. DT. Carlos Bianchi.
Suplentes:12-Emanuel Trípodi, 14-Claudio Pérez, 3-Nahuel Zárate, 17-Luciano Acosta, 30-Adrián Cubas, 11-Juan Sánchez Miño y 25-Claudio Riaño.
Goles:ST 6’ Gigliotti, 11’ Colazo y 26 Riaño.
Amonestados:ST 4’ Orión y 8’ Forlín.
Expulsados:ST 45’ Díaz.
Cambios:PT 41’ Cubas por Erbes. ST 22’ Riaño por Gigliotti y 44’ Sánchez Miño por Riquelme.
 
Lanús (1):1-Agustín Marchesín; 3-Alejandro Silva, 27-.Matías Martínez, 24-Carlos Izquierdoz, 21-Nicolás Pasquini; 5-Diego González, 22-Jorge Ortiz, 8-Fernando Barrientos; 11-Jorge Valdez Chamorro; 17-Marcos Astina y 9-Santiago Silva. DT: Guillermo Barros Schelotto.
Suplentes:31-Esteban Andrada, 13-Marcelo Herrea, 6-Maximiliano Velázquez, 15-Leandro Somoza, 16-Víctor Ayala, 23-Oscar Benítez y 18-Ismael Blanco.
Gol:ST 9’ Silva S.
Amonestados:PT 44’ Silva, 45’ Marchesín. ST 13’ Ortiz
Cambios:ST 12’ Ayala por González y Benítez por Valdez Chamorro, 21’ Blanco por Astina.
 
Arbitro:Andrés Merlos.
Asistente 1:Ariel Scime.
Asistente 2:Juan Vázquez.
Estadio:La Bombonera.

OTRAS NOTICIAS