Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La victoria en el Clásico, reflejada en la felicidad de las figuras

La costumbre parece estar virando. Es algo que se siente en el ambiente, se respira, se perciben vibraciones. Es que cada vez que arranca una nueva edición del Clásico del Sur, la atmósfera se transforma en un verdadero hervidero que se traspasa a la piel de los jugadores. Y si se consigue un triunfo, como ya sucedió en las últimas tres ediciones, esta situación se potencia. De esa manera lo vivieron  Jorge Ortiz y Silvio Romero, quienes dialogaron en zona mixta tras el éxito por 1 a 0 ante Banfield y remarcaron que Lanús mereció la victoria por cómo se dio el encuentro ante el Taladro y que este resultado sirve no solo por haberle dado una alegría inmensa a la gente, sino también para posicionarse de nuevo en el campeonato.
 
El primero que atendió a las preguntas frente a los micrófonos, a pesar de la tenue pero incesante lluvia que caía en La Fortaleza fue Ortiz, quien explicó que las claves del triunfo ante Banfield radicaron en que Lanús encontró la ventaja en el momento justo y luego supo cómo manejar la ventaja conseguida. El Marciano manifestó: “A mi entender se jugó bien. Enfrentamos a un equipo que supo hacer las cosas bien y que tuvo sus chances, pero nosotros encontramos los momentos justos para sacar la ventaja y manejar el partido”. Posteriormente, siguiendo esta línea, agregó: “El equipo fue de menor a mayor y es más que justo el resultado. Igual creo que con el 1 a 0 nos quedamos cortos. La situación ameritaba algún otro gol de ventaja”.
 
Además, el volante central convertido en el enlace fundamental de las jugadas de creación del Grana en el Clásico opinó que el grupo se retiró conforme y contento con el éxito logrado ante el Taladro y por lo que representa para la gente, pero que ya tienen que enfocarse con la cabeza en el encuentro ante Quilmes, de la próxima semana. “Nos vamos contentos por haber ganado el partido más importante que teníamos.  Queríamos ganar en casa. El marco de la gente resultó espectacular. Ganamos el clásico, eso es lo importante. Salió todo como deseábamos. Pero ya tenemos que poner la mente en lo que será en choque ante Quilmes”.
 
Luego llegó el turno del goleador de la tarde, Silvio Romero. El delantero estrella del Clásico expresó su felicidad por el tanto que marcó para otorgarle la victoria al Granate y sostuvo que tanto el plantel como la gente merecía una alegría de esta índole. “En este momento, siento una alegría inmensa por el gol y por el triunfo. Nosotros y la gente merecíamos esta fiesta”, enfatizó Romero.
 
Por otra parte, analizó detenidamente lo sucedido en La Fortaleza y argumentó que con el gol se abrió no solo el marcador, sino también los espacios para el juego. “En el segundo tiempo con el gol se lograron espacios para el juego. Tuvimos las más claras. Banfield es cierto que nos manejó la pelota y de alguna manera nos encerró, pero creo que en cuanto a peligro de gol las más importantes fueron las nuestras”, remarcó el punta del elenco del Mellizo.
 
Para finalizar, se emocionó con el afecto brindado por la gente cuando fue sustituido por Iván Bella casi sobre el ocaso del enfrentamiento. “Fue algo alucinante que la gente me haya despedido así cuando me retiré en el segundo tiempo. Fue una verdadera locura”, comentó el Chino, quien instantes después sentenció: “Esto no es un triunfo más. Es realmente importante, porque lo necesitábamos como grupo y para reposicionarnos en el torneo”.

 

OTRAS NOTICIAS